Páginas web veloces, opción o desafío

Para qué tener páginas web veloces

“El tiempo es dinero” o “el tiempo es oro” es lo que todos decimos cuando percibimos alguna demora en un servicio que recibimos o solicitamos y no se da en el tiempo esperado. Navegar en la red ya no lo hacemos por un afán simple de saber más o curiosear, en la mayoría de negocios y ocupaciones el acceso a la información es crítico y decisivo, por lo que en pleno 2017 el tiempo sí es dinero y no podemos desperdiciarlo frente a una página en blanco y que demora en mostrar lo que queremos comunicar. Esos tiempos que pueden ser fracciones o segundos (y en algunos casos escandalosos hasta minutos) pueden definir el inicio de un negocio o captación de un potencial prospecto y no deben perderse en tiempos perdidos por una carga lenta de un sitio web donde, aunque tengamos la solución a su problema, aunque ese cliente pueda pagar lo que pedimos o aunque seamos los únicos que ofrecemos esa solución, pueda perder la paciencia de no esperar largos segundos y termine regresando al buscador. Nuestra misión como creadores de soluciones es ofrecer no solo un buen diseño y acabado, sino el acceso más rápido y usable al sitio web.

Qué elementos influyen en un sitio web lento.

Todos los elementos visuales tienen un peso que medimos en bytes como imágenes, colores, estilos y en segundo plano también hay elementos como archivos auxiliares y una plataforma de servidor, bases de datos y programación que si no se optimizan uno a la vez, en conjunto pueden ofrecer una experiencia de usuario expresada en tiempos de carga relativamente largos. No tenemos un peso ideal total de un sitio web pero existen aproximados que nos dan una referencia de cuanto podemos llegar a cargar una página web para ser lo suficientemente claro en lo que comunicamos y pueda verse tan rápido como se espera.

Rápidos y Furiosos

Rápidos porque el cliente potencial que no tiempo para nada (de hecho nadie tiene tiempo de sobra) se aburre y pierde el interés, y se va. Por eso la importancia de ofrecer un sitio web que cargue en unos segundos, las estadísticas dicen que no más de 4 segundos al entrar a la página web. Recordemos que mientras el cliente potencial esté en plan de búsqueda somos una opción, no la opción.

Cómo saber si mi web es rápida

Existen hoy diversas herramientas gratuitas de medición online como PageSpeed de Google o GTmetrix que tienen una especie de semáforo o niveles que usan varios servidores en todo el mundo para promediar si nuestro sitio web gatea, camina o corre. Este dato o resultado sirve de referencia para tomar medidas de optimización. Enumeramos aquí algunas:

  • Reducir el peso delas imágenes a más no poder. Usar compresión, etc.
  • Comprimir el código o minificar las hojas de estilo y el código html.
  • Mejorar el rendimiento de base de datos eliminando entradas innecesarias.
  • Usar memoria caché y tiempos de caducidad.
  • Establecer reglas en el servidor para una ejecución mas eficiente de recursos en la recurrencia.

Nuestro equipo provee también estos servicios de optimización de sitios web. Buscamos webs que corran y siempre mejoren la experiencia del usuario en cuanto a tiempos se refiere. Podemos asesorarte o encargarnos de esta tarea.

En resumen hoy en día tener un sitio web rápido es necesario, no es una opción, ya no estamos en los inicios de la era digital, el tiempo es oro y valorar el tiempo de nuestros visitantes se debe reflejar en nuestra página web.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *